27.12.2022. La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) planteará al Gobierno la creación de una prestación estatal por cuidado de hijos para compensar la pérdida económica que sufren las familias que optan por reducir su jornada de trabajo o coger una excedencia durante un tiempo por razones familiares.

Esta medida ha sido fruto de un estudio de investigación realizado por la Universidad de Vigo, con el respaldo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, en el que se analiza la viabilidad y el impacto de algunas iniciativas de apoyo económico a las familias, que pretenden aliviar la presión que sienten en materia de conciliación y en lo económico, las dos cuestiones que más les preocupan y encabezan las razones por las que en España no se tienen más hijos, según el último estudio de la FEFN sobre las familias numerosas.

La Federación Española de Familias Numerosas cree necesario que se refuerce el apoyo económico al cuidado de hijos, mediante la creación de una prestación estatal que compense a los padres y, sobre todo, a las madres que reducen su jornada o hacen un paréntesis laboral por razones familiares, “con medidas que sean realmente eficaces” porque “en España existe el derecho a coger una excedencia por cuidado de hijos, pero muchas familias no lo hacen porque no pueden prescindir de esos ingresos. Esto, a su vez, frena a muchas familias a la hora de tener más hijos, algo que es un deseo expresado, pero que no se hace precisamente por la conciliación y la cuestión económica”, explican desde la Federación.

El estudio realizado por la Universidad de Vigo analiza la viabilidad de esta prestación económica por reducción de jornada o excedencia, que ya existe con cuantías y duración variable en varias comunidades autónomas, como Galicia, Navarra, La Rioja, País Vasco, Castilla-La Mancha y Castilla y León, pero no a nivel estatal, lo que, a juicio de la FEFN, agrava las diferencias de protección que sufren las familias en España, según donde vivan.

La investigación toma también como referencia el ejemplo de países como Francia o Alemania, donde existe una apuesta clara por la conciliación con diversas medidas de permisos remunerados y prestaciones, que persiguen, y han conseguido, mejorar la corresponsabilidad y reducir la brecha entre hombres y mujeres en temas de conciliación y empleo. “En España, a mayor número de hijos, menor es la tasa de ocupación femenina, mientras que en Francia es 4 puntos por encima de la española y 9 puntos por encima de la media europea”, lo que, a juicio de la FEFN, “demuestra que las políticas de conciliación funcionan y permiten mejorar los indicadores laborales de las personas beneficiarias”.

La mujer, principal cuidadora

El estudio impulsado por la FEFN pone el foco en las mujeres, puesto que son las madres las que, pese a las políticas de igualdad y corresponsabilidad de los últimos años, siguen asumiendo mayoritariamente el cuidado de los hijos. Según datos del Módulo de conciliación entre la vida familiar y laboral de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2018, de cada 10 excedencias laborales por cuidado de hijos, 9 son de mujeres y sólo 1 de hombres. En este sentido, el estudio, que calcula el coste de la medida aplicada sobre hombres y mujeres, incide en la necesidad de mejorar la corresponsabilidad para reducir la brecha de género en temas de empleo, y destaca cómo la prestación por cuidado de hijos y otras medidas de apoyo podrían ayudar a que las madres no sean las grandes perjudicadas.

La investigación concluye que “es preciso abordar el impacto de aplicar políticas de apoyo específico al sector de los ciudadados para aquellas personas trabajadoras, principalmente mujeres, que se acogen a excedencias o reduciones de jornada, por ejemplo, mediante el establecimiento de una ayuda por cuidado de hijos o alguna ventaja fiscal en materia de contratación de cuidadores”. Sin duda, este tipo de actuaciones favorecerán la conciliación laboral y familiar, destaca Alberto Vaquero, profesor e investigador del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Vigo y uno de los autores de este estudio, ya que “no existe subvención estatal general para compensar la reducción de jornada por cuidados familiares, ni ayuda económica directa estatal”. Esta medida complementaría la aportación no monetaria estatal por la vía de las cotizaciones sociales y garantizaría una mayor igualdad de oportunidades al colectivo femenino.

La FEFN destaca la sensibilidad del Gobierno con la conciliación y la corresponsabilidad y lamenta que la Ley de Familias se quede corta en este tipo de medidas, ya que se establecen una serie de permisos por cuidado de hijos, pero limitado a unos días al año para atender cuestiones puntuales de salud o emergencias familiares. “Hace falta una prestación amplia y que llegue a todas las familias, al margen de su situación económica, por cuidado de hijos, que dé a las familias el soporte económico y el tiempo que necesitan para criar y atender a sus hijos, sobre todo en la primera infancia”, destacan desde la FEFN.