La Federación Española de Familias Numerosas ha querido contrastar con el Ministerio para la Transición Ecológica la marcha de los pagos del bono térmico para los beneficiarios de esta ayuda que aprobó el Gobierno para pagar la calefacción, y que corre a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.

La ayuda oscila entre los 25 y los 123,94 euros (el presupuesto asignado en el año 2019 es de 75 millones de euros) y se hace en forma de pago único. La primera remesa de estos pagos se realizó en verano. Según  informó el ministerio a la FEFN, a comienzo de este mes de octubre se realizó otra remesa que alcanzó a 150.000 usuarios, y está previsto que a finales de este mes se realice una más. El objetivo es que a finales de año todos los consumidores lo tengan en sus cuentas. A partir del año que viene, serán las comunidades autónomas las que gestionen este pago.

La cuantía de la ayuda se realiza en base a dos criterios: la zona climática donde se ubica la vivienda y el grado de vulnerabilidad del usuario. Además, se concede de forma automática, si lo han solicitado debidamente, a los beneficiarios del bono social de la luz (y en este punto están incluidas todas las familias numerosas, sin límite de renta). Según el último informe de Funcas (Fundación de las Cajas de Ahorros), en nuestro país hay 2,6 millones de hogares que viven en “condiciones asociadas a la pobreza energética”.

Toda la información sobre el bono social térmico, aquí.

Fuente: FEFN